La Gemma

EL MIEDO SEÑALA EL CAMINO

Publicat el 27 de octubre del 2021

EL MIEDO SEÑALA EL CAMINO


1. Para saber lo que somos primero tenemos que ir sabiendo lo que NO somos. El miedo es uno de los recursos más positivos, incluso llega a ser el “ maestro” si tenemos la mente lo suficientemente abierta para escuchar y aprender del temor.

2. El miedo es como una brújula que nos señala la dirección de nuestro crecimiento, hacia dónde tenemos que dirigirnos, es el camino por donde debemos transitar para aislar la sensación de temor que nos ocupa, acompañando al miedo, se desvanece.

3. El miedo se relaciona con lo que necesitamos aprender, miedo cambiar de trabajo, seguramente haya llegado el momento de empezar a buscar otro. Miedo hablar con mi pareja, mi jefe o mi hijo, es la señal infalible de que es el momento de hablarlo. Miedo alejarme de mi familia, amigos, vivir fuera, puede ser mi mejor y evolutiva oportunidad para marcharme.

4. El miedo es un recuerdo de haber pasado momentos de inseguridad que se han grabado en la mente, y la mente es lo único que puede hacer, reproducirlo. Solo se extinguirá cuando vayamos al encuentro de nuestro miedo, y veamos que no tiene contenido real. Lo que nos da miedo es una sensación donde imaginamos lo que puede existir ahora mismo, pero no está presente.

5. El miedo no tiene entidad, es solo un recurso para provocar a nuestra consciencia clara, Cuando cruzamos la cortina de humo del miedo, al otro lado está la libertad. Cada vez que hacemos lo que tememos, desaparece el temor y sentimos una gran fuerza interior.

6. El miedo, el apego, son solo construcciones mentales fugaces que sabotean a nuestra identidad, las cosas tal vez no salgan como teníamos previsto, pero cuando seguimos el camino del miedo, tenemos la oportunidad de superarnos, de crecer y de amar mejor porque podemos creer en nosotros mismos.

7. Se va haciendo simple cuando tenemos claro que podemos desaprender los temores y re- programar nuestra mente a través de un proceso que requiere todo nuestro compromiso, nuestro entusiasmo y nuestro amor, esto es autoestima duradera.

8. Esta es mi intuición, nuestras vidas son vividas “para” nosotros en vez de por nosotros, sabiendo que la vida es un misterio, que lo necesario a nuestra entidad se pondrá delante y solo tendremos que actuar y enfrentarnos a esas sombras para iluminarlas, y continuar con una atenta auto observación compasiva y amorosa hacia nuestro proceso, es simple.

9. Es un ruego al universo; para todos los que amo y siento desde el corazón, para los que todavía no conocemos, para todos los seres, que lleguemos a despertar del gran sueño, que sepamos enfrentar esas sombras para iluminarlas, y sonreír abiertamente, porque lo hemos logrado.